sábado, 15 de diciembre de 2012

Lectura diciembre 1º ESO "Lección de deportividad"

Aquí os dejo la lectura que debéis comentar durante este mes de diciembre. 
Os recuerdo que lo se debe hacer es comentar la lectura a modo de comentarios de esta entrada.
Contará como parte de la nota. No quiero ningún resumen de la lectura, se debe comentar, opinar, mencionar situaciones que conozcáis, buscar información relacionada, etc... 
No copiar y pegar.

Lección de deportividad en el Cross de Burlada
«Hubiese sido injusto ganar»

Iván Fernández señala la meta al keniano Mutai. / CALLEJA (DIARIO DE NAVARRA)
El atleta vitoriano cede el triunfo en Burlada al keniata Mutai, que se había parado por error antes de la meta.

A. AZKORRETA | VITORIA. Todavía existe elegancia y espíritu deportivo en la alta competición, un sentido de la justicia que desde luego no emana de las esferas políticas. Iván Fernández demostró el domingo que atesora algo más que unas grandes cualidades atléticas. El fondista alavés regaló la victoria a su más directo rival en el XXI Cross Hiru Herri de Burlada, el keniata Abel Mutai. El africano llegaba a la meta en solitario con algunos segundos de ventaja sobre el vitoriano, pero antes de rebasar la línea se detuvo pensando que ya había ganado, por algún despiste o malentendido. Cuando Fernández llegó a su altura, se frenó y llevó casi del brazo a su adversario a coronarse campeón de la carrera. Podía haberle superado, pero seguramente ese éxito habría tenido el sabor del mismo barro que tragaron en el recorrido. «No me parecía correcto. Hubiese sido injusto ganar así», reveló ayer un Fernández sorprendido de que su acción haya despertado mucho más interés que si hubiese vencido en la carrera.

El vitoriano del Bikila reconoce que lo hizo sin pensar, le vino a la cabeza espontáneamente. «Fue un mano a mano durante toda la carrera, pero a falta de unos 250 metros él (Mutai) dio un tirón y me dejó. A poco de llegar a la meta le vi detenerse y no fue por un desfallecimiento. Cuando llegué a su altura le dije que tirase más, sin pensar en otra cosa. Simplemente, no podía adelantarle de esa manera». Antes de Burlada, Iván Fernández solo había coincidido de forma esporádica con Mutai en alguna carrera. Apenas había intercambiado con él frases de cortesía. No fue una amistad previa la que le llevó a detenerse, sino cierta empatía con unos profesionales, los africanos, «que viven en unas condiciones muy duras. En su país pueden ser unos privilegiados, pero cuando vienen a Europa están mucho tiempo solos, de carrera en carrera. No conocen el idioma y apenas hablan unas palabras de inglés. Son muy buenos corriendo y lo que ganan aquí se lo merecen, pero están en unas condiciones que a veces provocan un poco de lástima».

Mutai, medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres en los 3.000 obstáculos, no agradeció después el detalle a Iván Fernández. «Creo que estaba un poco ido; no sé si entendía muy bien lo que había pasado. Luego coincidimos en un rodaje que hicimos para soltar las piernas tras la carrera. Hablamos de cosas, pero no de eso. Tampoco era necesario».

Fernández explica también que su acción no le repuso pérdida económica alguna. La carrera carecía de premios en metálico en función de los puestos finales. «Corríamos con un fijo, no importaba qué clasificación lográsemos», explica el vitoriano. «Pero si hubiese sido diferente» -en muchas carreras sí se premian a los campeones- «habría actuado de la misma manera, estoy seguro».

11 comentarios:

Anónimo dijo...

me parece justo que halla hecho eso no hubiera sido justo ganar por semejanza tonteria lo que ha hecho el vitoriano se llama juego limpio

javi ale dijo...

sí, a mi también me parece eso, ya que si Fernández le hubiese ganado, no habría sido digno de alguien al que le supera corriendo y entrenando.
A Fernández, siempre le habría quedado algo con lo que él sabría que siempre sería un perdedor.
Soy javier alegre.

Anónimo dijo...

A mi parece justo lo que hizo Fernández , porque sino hubiera hecho eso estaría toda su vida recapacitando sobre lo que hizo mal, eso es ser una buena persona.Soy Javi Alonso.

Anónimo dijo...

Lo hizo bien pero no tendría que haberle dejado pasar ya que aunque Mutai se equivocó , no fue culpa de el otro corredor pero demostro juego limpio ya que todo el mundo se equivoca alguna vez.
Fernando Delgado

Anónimo dijo...

Menos mal que aún hay personas de ese tipo.Si todos fuésemos así el deporte sería mucho mas bonito. Me parece muy interesante el artículo. Me gustaría haber estado allí para haber presenciado aquel bonito acto.
Representa unos valores muy importantes como la generosidad y el compañerismo.
LE DOY UN 10 A LA NOTICIA.
FRANCISCO SOSPEDRA ESCAT.

Anónimo dijo...

Opino que Iván Fernández hizo lo que debía hacer porque aunque el victoriano tuvo un despiste, Iván comprendió que él no se merecia ganar, y que no habria sido limpio.
Lo veo como un acto de generosidad y saber jugar limpio.
Eso es lo que deberiamos hacer todos en el deporte hoy en dia para hacer de el un tiempo mas agradable.
CLAUDIA SERRA (:

Anónimo dijo...

aunque el ganador no se merecía ganar y lo hizo sin pensar ganó el mejor pero Ivan hizo lo que debió SOY AMELIA DESCO:)

Anónimo dijo...

opino que Iván hizo lo que debía porque aunque el victoriano se equivoco, Iván lo vió y enseguida le dejó paso porque él no se merecía ganar, eso yo creo que es tener deportividad.
Hugo Noguera¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Yo opino que Ivan hizo lo que debia, porque en realidad no se merecia ganar.
Sandra Vera.:)

Rebe desco dijo...

ohhh que bonito!! jujuj, mejor que dijera eso a ganar por ser mala persona no? Yo creo que si no lo ubiera dicho y hubiera ganado no se sentiria bien...
Rebeca Descoo (:

Anónimo dijo...

Esta circunstancia es muy solidaria y de deporte muy limpio.He encontrado un ejemplo parecido:en un partido de OLIMPIQUE DE MARSELLE-Auxence un jugador local tuvo un encontronazo con un jugador del otro equipo:Balter,acudio al arbitro y le dijo que simplemente se habia caido; asi q el otro jugador no fue explicado carlos guerricabeytia